domingo, 21 de noviembre de 2010

Lo que pasó ayer en el Valle de los Caídos.

Lo que pasó ayer en el Valle de los Caídos se resume en que esta vez bajo la excusa del derrumbe de las esculturas que presiden la entrada de la basílica, se prohíbe la entrada a todo bicho viviente con especial antención a los criminales que se atreviesen a portar bandera de España o ir ataviados con la camisa azul de Falange. Recordemos que hace un par de años, la Guardia Civil comenzó la limpia, despojo y arrojo de banderas a la entrada del Valle de los Caídos.
Este año, para más INRI, autorizan una concentración antifascista (almas de la caridad gritando ¡A por ellos como en Paracuellos! y demás proclamas entre las que por supuesto, se encontraba la de volar la cruz del Valle de los Caídos). Como decía Emilio Mariat esta misma mañana en su discurso en la Plaza de Oriente, toda una muestra de prudencia y moderación de los socios de Rubalcaba.

Un grupo de patriotas acudieron a la entrada del Valle de los Caídos y por supuesto, tras ser identificados, recordaron a estos hijos de la grandísima puta que no tienen otro sitio que manifestarse que en Valle de los Caídos, recinto no solamente de culto religioso sino también de culto para falangistas y franquistas que quieran honrar a sus héroes allí enterrados, (recordemos que honrar a los muertos, a cualquier muerto, también entra dentro de lo que muchos llaman libertad religiosa y de culto) quienes fueron y quienes siguen siendo auténticos criminales.

Suponemos que detrás de las identificaciones vendrán las multas.

http://www.laredgualda.com/wordpressmus/?p=23309

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada