domingo, 12 de diciembre de 2010

Una escultura de auto homenaje a Fabra costará 300mil €uros

Carlos Fabra Carreras no necesita más méritos para entrar en las páginas de la historia de Castelló. Presidente de la Diputación de Castelló, presidente del PP, imputado por cinco delitos de fraude fiscal, cohecho, tráfico de influencias y negociaciones prohibidas, heredero de la saga política que ha gobernado en la provincia desde el siglo XIX, el hombre más criticado en tierras castellonenses, y seguramente el más homenajeado..... Pese a ello, la empresa pública Aeropuerto de Castelló S.A. (Aerocas) inmortalizará la figura de su presidente con una monumental escultura inspirada en Carlos Fabra que recibirá a los pasajeros del nuevo aeropuerto de Vilanova d'Alcolea.

La figura del presidente será el elemento clave de una obra que costará alrededor de 300.000 euros y que está ultimando el artista Juan García Ripollés por encargo de Aerocas en su estudio de Burriana..
Ripollés explicó ayer que se inspira "con total libertad" en Carlos Fabra porque "mi mayor motivación para la obra es el tesón de una única persona que ha luchado y ha hecho realidad el aeropuerto, e indudablemente esa persona es Carlos Fabra".

El artista precisó que la escultura es una figura múltiple de 18 metros de diámetro y 24 metros de altura en la que destaca el cerebro de una persona del cual brota un avión. "La escultura no es un retrato de Carlos Fabra, pero se inspira en él y en esa ilusión para concebir un aeropuerto. Yo estuve presente cuando por primera vez Carlos Fabra le dijo a Aznar: presidente, quiero un aeropuerto para el desarrollo económico de la provincia. Y Aznar le respondió. Mira, Carlos, yo no voy a hacer absolutamente nada para que Castelló tenga aeropuerto, pero tampoco voy a hacer absolutamente nada en contra de que lo tenga. A partir de ahí tu puedes hacer lo que quieras". El escultor hizo hincapié en que el motivo de su obra "no ha sido impuesto por nadie porque yo pido siempre libertad para trabajar".

El artista no escondió su relación personal con "mi amigo Carlos", pero quiso salir al paso de las habituales críticas que cuestionan su vínculo con altos cargos del PP -entre ellos el ex presidente Aznar- y la supuesta contratación de obras públicas para la administración. "Mire, para callar a esas lenguas que dicen lo que no es, le debo decir que Ripollés no gana ni para un café con las obras públicas para Castelló o para otras ciudades. Siempre me cuestan mucho dinero de mis ahorros, porque me cuestan mucho más dinero que lo que pone en el contrato, pero yo lo hago para darlo a la ciudad".

Información publicada por El Levante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada