jueves, 7 de octubre de 2010

Hemos perdido nnuestra conciencia de Pueblo



José Vidagany / Recuerdo vagamente cuando hace 25 o 30 años acudía con mis padres al 9 d´Octubre y a las manifestaciones valencianistas donde verdaderamente se sentía una conciencia viva de Pueblo y una convicción de sus gentes en que era necesario defender la identidad valenciana, el idioma valenciano y la Real Senyera. De aquel fervor vivo y luchador que se percibía por todas las calles de Valencia y en todos los pueblos de nuestro Reino, hemos pasado a un 9 d´Octubre folclórico y artificial, en el que se adula de manera excéntrica, ridícula y grotesca a políticos como Rita Barberá o Francisco Camps, con el único banal objetivo de que nos deleiten con una sonrisa.
No me cabe ninguna duda, y lo digo con profundo pesar, que la sociedad valenciana tiene en este momento el 9 d´Octubre que se merece: “pan y circo”.
Hemos perdido en las últimas dos décadas algo fundamental, y que era nuestra consideración de Pueblo, en el término más sociológico de la palabra, con el que se hace referencia a esa conciencia de unidad territorial, social y política que nos define y nos diferencia de otras autonomías, eso que nos hacía decir con orgullo que somos valencianos. Ahora, los valencianos nos conformamos con que Rita Barberá abra las puertas del Ayuntamiento y nos podamos hacer una fotografía al lado de la Real Senyera, o con acudir al 9 d´Octubre para aplaudir el paso de una procesión cívica encabezada por políticos corruptos o corruptos impropios, como ahora se llaman los delitos, para quitarles la importancia que tienen.
Si no tenemos esa creencia en nosotros mismos, difícilmente vamos a poder percibir la necesidad de tener una fuerza política determinante en Madrid que defienda con contundencia y sin ataduras los intereses de los valencianos, como tienen vascos, catalanes, gallegos, navarros o canarios, y no hablo de dividir España ni de confrontar sus regiones, me refiero exclusivamente a vertebrar un país que necesita de los valencianos y de nuestro esfuerzo para prosperar, pero en el que debemos saber exigir nuestros Derechos, como hacen los demás.
En nuestras manos reside volver a recuperar esa conciencia de Pueblo, en nuestras manos está la posibilidad de que las próximas generaciones tengan el orgullo de ser y sentirse valencianos. Es necesario acudir a este 9 d´Octubre de forma masiva, pero no para aplaudir, no para escullar la mascletá, sino para trabajar, para defender nuestros intereses y para hablar de tú a tú con nuestra clase política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada