lunes, 8 de abril de 2013

El Real Mallorca sustituye catalán por mallorquín

  • Desde ayer la web oficial del club identifica el idioma propio de la isla
  • El club se une a la reivindicación de José Zaforteza y Gabriel Barceló
    
El Real Club Deportivo Mallorca, por volumen la primera institución privada de la isla, dio ayer un paso de extraordinaria valentía al incluir en la portada de su página web la posibilidad de navegar en idioma mallorquí, sustituyendo la palabra català que siempre había utilizado en su soporte digital.
El mallorquí es una de las cuatro lenguas en las que el club facilita información oficial, además del castellano, el inglés y el alemán. De momento no ha habido cambios en la redacción de los artículos, pero quizás un segundo estadio sería emplear el característico artículo salado, además de priorizar todas aquellas expresiones y palabras propias del lenguaje tradicional mallorquín.
La bandera cuatribarrada del Gobierno Autonómico balear, en la que destaca la incorporación de un castillo, como era tradicional en el antiguo reino de Mallorca, se ha insertado encima de la palabra mallorquí, enfatizando la identificación regional del club, que consiguió reunir en su estadio el pasado fin de semana a más de 22.000 personas, cifra que demuestra la importancia social y el arraigo con el que cuenta en la isla desde que fue fundado en marzo de 1.916 bajo el nombre de Alfonso XIII por el ingeniero agrónomo catalán Adolfo Vázquez, defensor acérrimo de la monarquía, y el otorrino mallorquín Antoni Moner, que se convirtió ese mismo año en el primer presidente de su historia.

El paso adelante que ha dado el Mallorca se produce días después de que dos ciudadanos ilustres como el exdecano del Colegio de Abogados de Baleares, José Zaforteza, y el fundador del Grupo Barceló, Gabriel Barceló, hayan manifestado su preocupación ante la creciente inmersión del catalán en perjuicio del mallorquín tradicional de toda la vida.
Tanto Gabriel Barceló como José Zaforteza han solicitado de las instituciones que «defiendan y promocionen el uso y la conversación del mallorquín como forma de hablar propia de los habitantes de la isla». El primero que les ha respondido, y de forma categórica, ha sido el Real Mallorca, que durante muchos años había identificado como catalán el idioma propio en el que se dirigía a los internautas a través de su página oficial, www.rcdmallorca.es.
Gabriel Barceló, uno de los más firmes defensores de la identidad del mallorquín, fue desde 1992 hasta 1995 uno de los máximos accionistas del Mallorca, compartiendo con el fallecido Miguel Dalmau y el doctor Cristòfol Pizà la mayoría de los títulos de propiedad del club en su conversión a Sociedad Anónima Deportiva. Dalmau, Barceló y Pizà tuvieron que lidiar con una de las etapas más duras de la historia, pero siempre pelearon por la promoción de la cantera mallorquina.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada