lunes, 25 de marzo de 2013

Alcaldes catalanes dicen que izar la bandera de España en la fachada de los ayuntamientos es “acoso” y “provocación”

GI.- “Acoso”, “problema fuera de lugar”, “imposición”, “provocación”, alteración de la “paz social” o “conflicto”. Así se han expresado varios regidores ilerdenses sobre los requerimientos que ha hecho la delegada del Gobierno, María de los Llanos de Luna, a los consistorios para que pongan la bandera de España en la fachada y por las denuncias presentadas por declararse “territorio catalán libre”.
Ante esta “ofensiva” del Gobierno, los alcaldes han ido a quejarse a la presidenta del Parlament, Núria de Gispert. La Cámara catalana pidió la destitución de Llanos de Luna por los mismos motivos. La Generalitat ha asegurado siempre que hacer cumplir la ley es un problema porque crearía conflictos.

Representantes de los alcaldes de la provincia han entregado a De Gispert un manifiesto en el que acusan a la delegada del Gobierno de orquestar “una campaña planificada de acoso” a las corporaciones locales catalanas.

En concreto, el manifiesto lamenta las medidas impulsadas por Llanos de Luna contra los municipios que incumplen la Ley de Banderas y contra algunas mociones como la de territorio catalán libre, “en defensa de la soberanía de Cataluña” aprobadas en varios ayuntamientos.
En declaraciones a los periodistas, la presidenta del Consejo Comarcal del Urgell y alcaldesa de Anglesola, Rosa Maria Mora, ha explicado que en los últimos meses los municipios de la zona han recibido varios requerimientos para colocar la bandera de España en los edificios municipales, algo que achacado a “motivos políticos”.

No obstante, la ley de banderas de 1981 reza que “la bandera de España deberá ondear en el exterior y ocupar el lugar preferente en el interior de todos los edificios y establecimientos de la Administración central, institucional, autonómica provincial o insular y municipal del Estado”. Las sanciones por su incumplimiento podrían conllevar la inhabilitación.

Tanto Mora, como los alcaldes de Balaguer y les Borges Blanques, Josep Maria Roigé y Enric Mir, respectivamente, han deplorado que se intente añadir “un problema fuera de lugar” a las dificultades que ya afrontan los municipios.

Pese a reconocer que deben cumplir la ley, los tres alcaldes han sostenido que hasta ahora la ausencia de alguna bandera no ha generado problemas en sus municipios, y han mostrado su temor a que colgarlas por imposición pueda alterar “la paz social”.

“No queremos ninguna confrontación con nadie, pero no queremos que a raíz de esta imposición se pueda interpretar como una provocación y se genere un conflicto”, ha resumido Mir.
El manifiesto entregado a De Gispert exige también a Llanos de Luna “un cambio de actitud que evite crear problemas donde no los hay”, y reclama a las instituciones catalanas que den amparo a los ayuntamientos en la defensa de sus derechos y libertades.

Fuente: http://www.alertadigital.com/2013/03/22/alcaldes-catalanes-dicen-que-poner-la-bandera-de-espana-en-los-ayuntamientos-es-acoso-y-provocacion/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada