miércoles, 5 de enero de 2011

700 pintadas ‘antifascistas’ en Ciempozuelos: JO TA KE junto al Cuartel de la Guardia Civil

Según una nota informativa del Grupo de Información de la Guardia Civil, la noche del 30 de diciembre, tras conocerse la sentencia que condenaba a 4 Guardias Civiles del GAR a penas de prisión por supuestas toturas a los etarras Igor Portu y Mattin Sarasola, aparecieron, como informamos en MinutoDigital, numerosas pintadas en las proximidades del Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro (Madrid), municipio en el que residen 5.000 Guardias Civiles. En las pintadas podía leerse “El PSOE encarcela guardias y libera etarras” y estaban firmadas por un grupo desconocido autodenominado “NOA”

En la mañana del 3 de diciembre, miembros de la Guardia Civil adscritos al Puesto de Valdemoro fotografiaron todas las pintadas y durante la noche procedieron a tacharlas. Según ha podido saber MinutoDigital, muchos Guardias Civiles comentan indignados las órdenes que están recibiendo para “tolerar cualquier acto ANTIFASCISTA y no actuar ni siquiera para identificaciones preventivas, y filiar y acosar a cualquier joven con estética FASCISTA”

Cumpliendo esas absurdas órdenes de identificar a jóvenes aseados con el pelo corto que lleven en su vestimenta los colores de la bandera nacional, miembros del Servicio de Información están identificando a miembros del GRS y alumnos del Colegio de Guardias Jóvenes que se encuentran por las calles de Valdemoro, lo que está generando un lógico malestar y algunos incidentes, máxime cuando en la localidad vecina de Ciempozuelos se han contabilizado 725 pintadas antifascistas, la mayoría de los grupos de extrema izquierda “VALDEMORO-CIEMPOZUELOS ANTIFASCISTA” y “CIEMPO ARMY”. Además, los citados antifas mantienen una CASA OKUPA a escasos 50 metros del Cuartel de la Guardia Civil de Ciempozuelos, en cuya entrada puede leerse el tristemente famoso JO TA KE (grito de guerra etarra) junto a símbolos anarquistas y comunistas, sin que ningún juez local haya ordenado el desalojo, y sin que se permita a los agentes de la Guardia Civil identificar a sus inquilinos. A este grupo de violentos antifas okupas, pertenecían los agresores de un niño de 16 años en Valdemoro, que acabó en coma con varias puñaladas, hecho que fue oportunamente silenciado por la mayoría de los medios de comunicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada